Los aliños son fantásticos para alegrar y dar vida no sólo a una ensalada sino a infinidad de platos. La mayor parte de ellos se pueden guardar en la nevera en un tarro de cristal hermético (Desaconsejo el plástico) durante un par de semanas.

Hoy os traigo dos clásicos: Aliño de yogurt y de tahini.


Aliño de yogurt

Necesitas:


* 1 yogur natural (preferiblemente hecho en casa y de oveja. Si lo compramos buscaremos la opción ecológica)

* Eneldo seco

* Ajo en polvo

* Sal y pimienta al gusto


Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Podemos utilizar eneldo fresco previamente picado muy, muy finito. Personalmente prefiero para este aliño el seco porque me ahorra el trabajo y el tiempo (de esto tengo poco de lo primero mucho!).


de gusto. Hay quien lo prefiere con un sabor a ajo más intenso y quien lo prefiere más sutil. Lo que sí se tiene que notar es el eneldo.

Si vemos que nos hemos pasado sólo tenemos que añadir un poco más de yogurt para compensar.

Ese aliño debe ser usado en un máximo de 4 días. 



Aliño de Tahini o pasta de sésamo

Necesitas


* 150grs de Tahini

* Un chorrito de limón

* Sal y pimienta

* Agua 


No tiene mayor secreto que batir todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Aconsejo añadir muy poco zumo de limón porque si nos pasamos se nos quedará un aliño muy ácido.

Con el agua también es mejor ir poco a poco dependiendo de la consistencia que queramos darle al aliño. Cerrado herméticamente en un tarro de cristal en la nevera te durará infinito.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina