Buscar

Ayuno Intermitente

El ayuno ha sido una práctica común en muchas civilizaciones a lo largo de toda la historia de la humanidad

Desde los babilonios que lo practicaban como una forma de penitencia, las civilazaciones maya y azteca que honraban a sus dioses a través del ayuno pasando por el Ramadan o la Cuaresma.


Hoy en día sabemos, que además de los fines religiosos o místicos, el ayuno dirigido es un remedio eficaz contra muchas enfermedades como el reuma, la artritis (enfermedades de carácter inflamatorio) o algunos tipos de cancer porque promueve la autofagocitosis, es decir, la destrucción de nuestras propioas células (aquellas enfermas o que ya no cumplen su función) por los propios globulos blancos.

Este es un método fundamental para evitar enfermedades degenerativas como el cáncer, Alzheimer, enfermedades inflamatorias, etc.


Pero el ayuno intermitente no es un ayuno propiamente dicho, es decir, no dejamos de ingerir alimentos durante un periodo más o menos largo de tiempo, sino que alargamos el ayuno natural que se produce mientras dormimos.

De hecho muchas personas lo hacen prácticamente sin darse cuenta ya que no sienten apetito al levantarse e ingieren el primer alimento del día pasadas unas horas.

Cuando ayunamos un mínimo de 12 horas, activamos el proceso de fagocitosis, impulsamos la creación de nuevas células nerviosas, tenemos claridad mental, perdemos peso

nos sentimos de maravilla.

Vamos a ver algunos tipos de ayuno intermitente.


Ayuno de 12 horas


Se trata de ayunar un mínimo de 12 horas.

Si cenamos a las ocho de la tarde y desayunamos a las 8 de la mañana del día siguiente ya hemos cumplido 12 horas.

Es un modo ideal de iniciarse en el mundo del ayuno porque es bastante sencillo de seguir.

Puede resultar algo más complicado para personas que cenan tarde y se levantan muy temprano, aunque es muy probable, que justamente a este grupo es al que mejor le sentaría el ayuno.

Claramente podemos hacerlo de las diez de la noche a las diez de la mañana si nos va mejor pero es recomendable hacer siempre una cena temprana para no irse a la cama con el estómago lleno y dejar que nuestro cuerpo use las horas de descanso para realizar tareas de reparación y reconstrucción.


Ayuno de 16 horas


Una vez tengamos integrado el ayuno de 12 horas podemos pasar al siguiente nivel: ayunar 16 horas.

Se puede cenar a las seis de la tarde y hacer la primera ingesta al día siguiente a las 10 de la mañana.

Durante las horas de ayuno se permite beber agua o infusiones.

Zumos, café u otro tipo de bebidas no están consideradas adecuadas.

Se ha comprobado en estudios que este tipo de ayuno protege contra enfermedades hepáticas, sobrepeso e inflamación.


Ayunar dos dias a la semana


Durante tres días a la semana se come con normalidad y los dos días de ayuno se reduce la cantidad de calorías a unas 600 para hombres y 500 para mujeres.

Estos dos días de ayuno no pueden ir seguidos, como mínomo tiene que haber dos días de ingesta normal.

Este tipo de ayuno ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre.


Ayunar 1 día a la semana


En el día reservado al ayuno sólo está permitido tomar bebidas como agua y té y no se ingiere nada sólido.


Si estás pensando en hacer un ayuno te adelanto que no cualquier persona está preparada para dejar de comer 12 horas.

Si eres una persona que no tiene unos hábitos saludables y/o estás muy intoxicada es preferible que comiences incorporando a tu dieta más alimentos frescos, más fruta, reduciendo la cantidad de carne/alcohol/tabaco que consumes a diario y mejorando tu rutina del sueño. Sólo con esto, ya te garantizo que lo vas a notar mucho. Y sólo después de algunos meses de mejorar hábitos te recomendaría probar un ayuno.


Si tienes alguna enfermedad, habla con un médico pero por favor que esté actualizado. El hecho de pedir ayuda es para llevar una guía, un acompañamiento y unas pautas, no para que cualquier médico que no se ha leído los últimos estudios te diga que es una barbaridad, porque no es verdad.


Si tu caso no es ninguno de los dos anteriores, adelante, atrévete, ayuna y por favor cuéntame como te sientes después.

Me encantará leerte.


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina



20 vistas