Buscar

Ayurveda: la ciencia de la vida.

Hemos pasado unos días en un hotel ayurvédico en el parque nacional de Harz disfrutando de su cocina, sus masajes y sobre todo de la naturaleza en otoño.


Una maravilla.


Por si no has oído hablar de Ayurveda todavía, te diré para empezar, que la palabra procede del sánscrito y significa "ciencia de la vida".


Se trata de la medicina tradicional de la India, también llamada madre de todas las medicinas incluída la occidental y la medicina tradicional china.


Sus tratamientos engloban una parte física, una emocional y una espiritual, fundamental para mantener la armonía y el equilibrio en la vida, siempre teniendo en cuanta los Doshas o tipos en los que el Ayurveda divida a las personas: Kapha, Vata y Pitta.


Según sea tu tipo o constitución, la medicina ayurvédica te recomienda unos alimentos u otros, especias, infusiones, rutinas diarias, de ejercicio, etc.


Es decir, una forma maravillosa de mimarte, de quererte y de estar bien para que los que están a tu alrededor también lo estén.


La cocina ayurvédica es rica en sabores, colores y aromas y esto, por si mismo, ya es una maravilla para los sentidos.

Cúrcuma, pimienta, jengibre, canela, cocciones suaves que alimentan el cuerpo y el alma.


Los masajes son otro punto muy importante en esta medicina tradicional india:


Shirodhara es una técnica milenaria en la que se deja caer un hio de aceite de sésamo sobre la frente produciendo una agradable sensación. Es una forma muy efectiva de reducir el estrés y la tensión.




Kizhi es un masaje que se realiza con envoltorios de hierbas y aceite de sésamo caliente a lo largo de los canales de enegía del cuerpo.

Muy recomendable para las contracturas y la tensión muscular, para problemas de articulaciones, dolores de cabeza, etc..



Abhyanga es un masaje que se realiza con aceite de sésamo caliente, en todo el cuerpo, con efecto relajante y antiestrés.


La medicina ayurvédica nos ayuda a tratar la inflamación crónica y enfermedades autoinmunes, minimizar síntomas y mejorar la calidad de vida, además de balancear tu día a día proponiéndote rutinas de autocuidado.


Te recomiendo una visita a un especialista o médico ayurvédico para concretar tu Dosha y con ello las prácticas diarias y los mejores alimentos para ti, adaptándolos a tu día a día.



Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina

4 vistas