Buscar

Carpaccio de nabo blanco y remolacha.

Si necesitas un aperitivo rápido, fácil y rico este te va a encantar porque basicamente lo que tienes que hacer es cortar y emplatar.


Yo he usado como relleno un hummus tradicional de garbanzos de toda la vida y un pesto de rúcula que tenía en la nevera.


Para hacer el pesto sólo tienes que coger un puñado de rúcula, aceite de oliva, piñones, sal y limón.

Tritura y ve ajustando líquido si te hace falta.


Lava el nabo y la remolacha.

Pela ésta última (puedes usar la piel si es una remolacha ecológica pero a mi me gusta más pelada).


Ten cuidado de poner un trozo de papel de periódico encima de la tabla de cortar para evitar que se ponga todo de color rosa :)


Usa un rallador o una mandolina regulándola para que los trozos salgan bien finos y a continuación solo tienes que montar tu carpaccio.


Puedes usar el hummus y el pesto indistintamente con el nabo y la remolacha pero ten en cuenta que el pesto tiene bastante grasa así que deberás cortar tu verdura algo más gruesa para evitar un aspecto demasiado aceitoso.


Espolvorea con un poco de eneldo, emplata y disfruta! :)


Espero haberte inspirado.

Con amor.

Cristina

0 vistas