Buscar

Crema de coles de Bruselas con anacardos y dátiles

Vaya nombre más largo tiene esta receta.

Pero es que quería que supieras desde el principio que no se trata de crema cualquiera, sino que es un poco especial.


Primero porque el ingrediente fundamental son coles de Bruselas, que no le gustan a todo el mundo y, sobre todo en los niños, provocan mucho rechazo.


Como yo lo que quiero es acercarte a esta crucífera porque tiene un montón de propiedades muy interesantes para tu salud, le he añadido unos anacardos y unos dátiles para darle un toque dulce que queda muy rico.



Las coles de Bruselas son ricas en fibra, como todas las verduras, promueven la formación de sangre, estimulan la digestión y son ricas en glucosinolatos.


Estos glucosinolatos son sustancias químicas con azufre responsables del olor tan intenso que desprenden las coles al cocinarlas.


Durante la preparación de las comidas, al masticar y en la digestión, los glucosinolatos de las plantas crucíferas se descomponen para formar compuestos biológicos activos con efectos anticancerígenos.


Así que te recomiendo que introduzcas las coles en tu dieta aprovechando que estamos en temporada hasta enero aproximadamente.


Ingredientes para 4 porciones:


- 200 grs. anacardos remojados durante unas 4 horas.

- 600 grs. coles de Bruselas

- 1 Litro de caldo vegetal

- 4 Dátiles tipo Medjool

- 1 Limón

- Sal y pimienta

- AOVE


Mientras tienes los anacardos a remojo, limpia las coles cortando la parte de la base, haz con un cuchillo una X en esta zona y retira las hojas feas, si las hubiera.

Lleva el caldo a ebullición, agrega las coles y deja que se cuezan unos 15 minutos.

Enjuaga y cuela los anacardos y tritúralos con unos 200 ml de agua hasta formar una crema.


Cuando las coles de Bruselas estén cocidas, apara algunas hojas para decorar tu cuenco.


Tritura las coles junto con el caldo de cocción, la crema de anacardos, los dátiles deshuesados, el zumo del limón, sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva.


Prueba y ajusta de sal si fuera necesario.

Sirve con unas bolitas de pimienta negra y unas hojas de col.


Que te aproveche.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina


3 vistas0 comentarios