Cuchillos de cerámica?


No sé si habíais oido hablar de los cuchillos de cerámica antes.


Yo había leído algo así, por encima, sin prestarle mucha atención porque mis cuchillos todavía estaban en buen estado, pero ahora que tengo que reponer algunos de ellos resulta que hay todo un mundo por descubrir!!


Para que no os volvais loc@s como yo aquí va un pequeño resumen:


· Cuchillos de acero al carbono: fabricados con aleación de hierro y carbono que normalmente incluye otros metales como el vanadio y el manganeso.

Esta aleación le da a las hojas mayor dureza y flexibilidad. Son difíciles de afilar aunque el filo se mantiene por un período largo de tiempo. Además son muy sensibles a la humedad con lo cual requieren de un mayor cuidado para evitar que se oxiden.


· Hojas de acero inoxidable industrial tipo 440 ó 420. Este es el tipo más común y el que casi todos tenemos en casa. Está compuesto por una aleación de hierro, carbono y cromo, que le aporta la resistencia a la oxidación y la dureza.

La ventaja del acero inoxidable es que es resistente a los golpes, las hojas se afilan fácilmente y podemos encontrar una gran variedad de precios.

El inconveniente fundamental bajo mi punto de vista es la porosidad, es decir, la hoja puede guardar suciedad y olores y al ser de acero puede oxidar los alimentos.


. Titanio: Según nuestra amiga Wikipedia los cuchillos fabricados con este material son más ligeros que los de acero inoxidable pero no tan duros y con un afilado más complicado. Además no añade ningún tipo de sabor y olor a los alimentos.


· Cerámica : La gran cualidad de este tipo de hojas es su extraordinaria capacidad de corte. La materia prima con que están hechas es una mezcla de sílice con óxido de zirconio, materiales que le permiten conservar el filo en buenas condiciones durante más tiempo, es decir, podemos estar mucho tiempo sin necesidad de afilarlos.

Otra ventaja de este tipo de material es que no son porosos con lo cual ni absorbe ni transmite sabores u olores.

La cuchillos de cerámica tienen un par de desventajas: Son más caros, menos resistentes a caidas o golpes, al igual que cualquier otro utensilio de cocina hay que lavarlos con jabones suaves que no sean corrosivos, y a la hora de guardarlos es muy recomendable usar las fundas correspondientes ya que debido a la fragilidad del material tienen más facilidad de quebrarse que otro tipo de cuchillos.

Sobre todo hay que tener en cuenta que cortan muy bien así que cuidado al principio!!


Conclusion: Menudo lio! :-)


Creo que tener un set de cuchillos de acero inoxidable de calidad en cualquier cocina es algo fundamental por su durabilidad y resistencia pero además añadir un par de cuchillos de cerámica supone un extra muy interesante dada su ligereza y capacidad de corte.


Y para ti cual es la mejor alternativa?


Espero haberte inspirado

Con Amor

Cristina