Buscar

Dulce de membrillo

A mi madre le encantaba el dulce de membrillo.

Sólo a ella.

Con pan.

Era su cena favorita.


Ni mi padre, ni mi hermana ni yo sentimos nunca la menor atracción por probarlo.


Hace unas semanas vi unos membrillos en una frutería por primera vez en años y, acordándome de mi madre, los compré y me puse manos a la obra.


Así que para que no te pierdas este dulce tan nuestro y tan rico, te dejo la receta aquí abajo pero en una versión algo más saludable.



Es cierto que es una receta que requiere un poco de tiempo, pero el resultado merece la pena.

Así que te recomiendo que pruebes al menos una vez a hacer dulce de membrillo casero.


Necesitas:


- 3 Membrillos grandes

- 150 grs. de azúcar de coco

- 1 C.S Zumo de limón

- 1 c.p. Canela

- 2 c.p. Agar-agar


Pela y trocea los membrillos y cuécelos al vapor.

Tritúralos.

En un cazo vierte los membrillos triturados y añade el azúcar de coco, la canela, el limón y el agar-agar y cuece de nuevo a fuego medio-bajo unos 15 minutos más.

Si es necesario añade algo más de agua.


Debes remover constantemente para evitar que se pegue!


Finalmente vuelca el contenido del cazo en un molde o recipiente rectangular y deja enfriar.


La consistencia final es más blanda que una gelatina pero se puede cortar sin problemas.


Disfruta este dulce de membrillo con un pan de semillas, como hacía mi madre, con tu muesli de desayuno o añádeselo a tu porridge.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina




6 vistas0 comentarios