Gnocchi clásicos de patata

Me encantan los gnocchi.


Junto con una salsa de queso Gorgonzola son mi perdición absoluta.


Así que he aprendido a hacerlos yo misma porque, aunque son un poco largos de elaborar, los puedo hacer incluyendo diferentes legumbres o verduras, hago muchos y los congelo y sobre todo, una vez los tienes preparados me salvan una cena o una comida de emergencia porque a todos nos gustan en casa.


Necesitas:


- 1 Kg. de patatas

- Sal

- 1 Yema de huevo

- 120 grs. de harina de espelta


Lava las patatas y ponlas a cocer en agua con sal unos 20 minutos.

Escurre y deja enfriar.


Pela las patatas y machácalas con un tenedor.

Añade la yema del huevo, la harina y una pizca de sal.

Mezcla bien hasta obtener una masa suave.

Si ves que se pega mucho añade un poco más de harina.


Deja reposar unos minutos.


Corta la masa en cuatro cuartos y ve rodando cada uno de ellos sobre una superficie hasta obtener un rollito de unos 40 cms.

Corta ese rollo en trozos de unos 2 cms y si quieres cháfalos un poco con un tenedor.


¡Se trata de dejar la marca típica de los Gnocchi, no de macharcarlos!! Así que ejerce poca presión


Dispón una olla grande con bastante agua y cuando rompa a hervir ve echando los gnocchi.

Automáticamente se irán abajo.

Cuando estén listos subirán a la superficie (tardan unos cuatro minutos).


Disfrútalos con una salsa Gorgonzola o con un pesto verde.

De cualquier forma están deliciosos.


Nota.- Si los quieres congelar debes hacerlo antes de hervirlos.

Dispón los gnocchi en una bandeja, separados entre si y congélalos.

Después los puede meter en un recipiente en el congelador para conservarlos.

Si los metes directamente en una bolsa de congelación o un tuper se apelmazarán.


Cuando los necesites, directamente del congelador a una olla con agua hirviendo. No necesitas el paso previo de la descongelación.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina



2 vistas