Las ensaladas para el verano

Actualizado: sep 17

Hace mucho calor.


Y logicamente lo último que te apetece es ponerte a cocinar.


A mi tampoco.


Es por esto que las ensaldas o los platos combinados también llamados Buddha Bowls son una buenísima opcion para esta época del año.


Primero porque aprovechamso para comer verdura en su forma cruda que nos aportará muchísimos nutrientes y segundo porque en un sólo plato podemos incluir todos los grupos de alimentos de manera que ya no necesitemos nada mas.


En esta entrada te traigo varios ejemplos con aliño incluido.



Ensalada de quinoa, coliflor, esparragos y fresas


-100 gr. quinoa cruda

-1/2 Coliflor

- 1 Manojo de espárragos verdes

- 1 Aguacate

- C.S. Semillas de calabaza

- Lechugas varias

- Un puñado de fresas o frambuesas


Para la vinagreta

- 1 C.S. Manteca de cacahuetes

- 40 ml AOVE

- Zumo de limón

- 2 C.S Tamari

- Chorrito de agave


Deja la quinoa en remojo la noche anterior.

Si no te has acordado, simplemente lávala bien hasta que deje de salir espuma.

A continuación cuécela siguiendo las instrucciones del paquete.


Corta la parte dura de los espárragos, lávalos y cuécelos al vapor.


Ralla la coliflor. Debes obtener unos granitos que te recordarán al arroz.


Lava la lechuga, córtala y deposítala en un cuenco.

Añade la coliflor, el aguacate, los espárragos, las semillas de calabaza y por último las fresas.


Para la vinagreta bate bien todos los ingredientes y ajusta a tu gusto.


Vierte la vinagreta por encima y a disfrutar!


Este plato se queda algo corto de proteína por eso lo puedes completar con un poco de tempeh o un huevo poché.




Ensalada de patata con espinaca, manzana y garbanzos.


- 6 ó 7 Patatas medianas

- Un par de puñados de espinacas baby

- 2 Manzanas partidas a dados

- 1 Rama de apio troceada

- 1 Bote de 250 grs. de garbanzos cocidos


Para la salsa

- 3 C.S Alcaparras

- 2 Cebolletas

- Hierbas secas al gusto (romero, albahaca, perejil, tomillo...)

- 2 C.S Vinagre de manzana

- 1/3 Taza AOVE

- Sal y pimienta


Pela las patatas y cuécelas en una olla cubiertas de agua durante unos 12 o 15 minutos hasta que estén tiernas pero no se rompan.

Escurre y deja enfriar.


Tritura todos los ingredientes de la vinagreta hasta obtener la consistencia deseada.


Deposita las patatas en un cuenco y vierte la vinagreta por encima. Aunque parezca mucho, las patatas van a absorber una cantidad.


Enjuaga los garbanzos hasta que no salga más espuma.

Añádelos a las patatas junto con el resto de los ingredientes.

Mezcla con una cuchara y listo.


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina












Recetas inspiradas en el blog Green Kitchen Stories

6 vistas