Buscar

Muffins de calabaza

Estoy muy contenta porque he comenzado a impartir clases de educación alimentaria en una guardería con niños de 4 años.



Y me alegra tanto porque creo firmemente que la educación alimentaria es fundamental para formar adultos sanos.


Es una magnífica medida de prevención que desgraciadamente no está financiada por nadie porque no hay medicamentos involucrados ni píldoras mágicas.


Come saludablemente para mantenerte sano.

Ni más ni menos.


Y creo que a estas alturas de la película ya sabemos todos quienes son los malos, si se me permite la comparativa cinéfila.


Es muy interesante observar como hay niños que no quieren comer nada que no se hiper dulce o lleve chocolate, como tienen el sentido del gusto modificado y desean solo alimentos palatables.


La buena noticia es que esto se puede corregir y eso es exactamente lo que voy a hacer en esta guardería.


Y para comenzar hicimos unas magdalenas de calabaza inspirándonos en una receta de Chloé Sucrée que llevan azúcar, sí, pero de la buena con minerales, que para empezar no está mal.




Para 12 Muffins necesitas:


- 250 gr. de puré de calabaza

- 3 huevos ecologicos

- 2 C.S. manteca de almendras (sólo almendra molida)

- 100 grs. panela o azúcar de coco

- 1 c.p. jengibre en polvo

- 100 grs. almendra molida

- 100 grs. harina de arroz

- 1 c.p. levadura seca

- 1 c.p. bicarbonato

- 2 c.p. canela

- Pizca de sal


Para hacer el primer hay que asar la calabaza previamente.

Mi favorita es la Hokkaido.


Tiene un tamaño muy manejable para cortar y manipular, se puede comer la piel y a mi me resulta deliciosa.

Precalienta el horno a 175°C.

Córta la calabaza en trozos y hornéala 45 minutos.

No hace falta que quites las semillas antes. Es mucho más fácil hacerlo cuando están la calabaza ya horneada.


Tritura la calabaza sin semillas hasta obtener un puré y mézclalo con los huevos, la manteca de almendras, la panela y el jengibre.


Sube la temperatura del horno a 185°C.


En otro cuenco mezcla la harina de arroz, la almendra molida, la levadura, el bicarbonato, la canela y la pizca de sal.


Vierte las harinas en el cuenco de la calabaza poco a poco y ve removiendo para mezclar bien todos los ingredientes.


Engrasa un molde de magdalenas y rellénalo con la mezcla.

Hornea 30 minutos a 185° y disfrútalas tal cual.


Espero haberte inspirado.


Con amor.

Cristina




- Para aquellos a los que les resulte raro que los niños de 4 años todavía estén en la guardería hago un pequeño apunte: Aquí en Alemania la escuela comienza con 6/7 años y hasta entonces los niños acuden a la guardería-.



0 vistas