Pastel pastor de otoño



Este pastel es una solución para acabar con los resto de verduras y los botes abiertos que tienes en la nevera sin ir a parar al clásico revuelto en la sartén.

Yo he usado calabaza porque estamos en temporada y porque me encanta pero puedes usar boniato si te gusta más esa opción.


Necesitas:

- 125 ml. de agua o caldo de verduras

- 1 cebolla pequeña

- 1 diente de ajo

- 1/2 pimiento rojo

- 2 Zanahorias

- 1 bote de garbanzos (guisantes, judias blancas, judías kidney....)

- 2 C.S. de concentrado de tomate

- 1 bote de tomate en trozos

- 1/2 calabaza hokkaido en trozos

- 2 C.S. hierbas secas al gusto (orégano, tomillo, romero, perejil)

- Sal y pimienta al gusto


Para el puré:

- 500 grs. de patatas

- 70 grs de leche o leche vegetal

- Sal y pimienta negra al gusto.


Precalienta el horno a 180°.


Para el puré pela y troce las patatas, cocínalas al vapor durante unos 25 minutos o hasta que estén tiernas.


Hornea la calabaza durante unos 35 minutos. No debe quedar muy, muy blanda porque despúes se va a terminar de hacer en la olla junto con las demás verduras.


Trocea la cebolla, el ajo, la zanahoria y el pimiento y cocinalo en una olla a fuego alto durante unos diez minutos junto con el caldo. Baja el fuego y deja que se cueza todo unos 5 minutos más.

Añade los garbanzos, la calabaza, el concentrado de tomate, el tomate, las hierbas, la sal y la pimienta, remueve bien y deja que se cocine todo a fuego medio unos 15 minutos.


Mientras tanto, con las patatas, que ya deben estar listas, vamos a hacer el puré.

Con una batidora de mano, tritura todos los ingredientes, corrige de sal si fuera necesario y listo.


Coloca las verduras en una bandeja de horno y vierte por encima el puré de patatas.


Hornea durante 25 minutos y a disfrutar!


Espero haberte inspirado.


Con amor

Cristina