Potaje de aprovechamiento



Con los restos que me sobraron de la cena de Nochevieja y unas alubias rojas he preparado este guiso de aprovechamiento que ha salido la mar de rico.

Así que para que lo aproveches tu también aquí te paso la receta.


Para tres porciones necesitas:

- 2 Cebollas

- 1 Ajo

- Un puñado de champiñones

- Un pimiento rojo y uno verde

- Un calabacín

- 1 Cuchrada de postre de semillas de hinojo

- 1 Cucharada de postre de comino

- 1 Cucharada sopera de concentrado de tomate

- 1 Bote de alubia roja cocida

- Tomillo

- 1/1 Cucharada de postre de pimentón de la vera

- Sal y pimienta

- Sirope de ágave.

- Perejil


En primer lugar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva de primera presión en frío a ser posible (AOVE) añadimos el hinojo, el comino, el ajo y la cebolla y pochamos unos minutos.

Añadimos los champiñones, los pimientos y los calabacines que habremos cortado en trozos pequeños, removemos para que se mezcle bien el aroma de las hierbas y dejamos que se cueza con tapa unos minutos.

Diluimos el concentrado de tomate en un vaso de agua (unos 200 ml) y lo añadimos a la cocción.

Salpimentamos y agregamos una cucharada de ágave.

Mezclamos bien.


Mientras tanto lavamos y escurrimos las judias rojas, las agregamos a nuestro guiso junto con el pimentón de la vera y un par de ramas de tomillo fresco (si no tenemos, podemos usar también tomillo seco)

Corregimos de sal y lo dejamos unos 10 minutos a fuego bajo.

Si vemos que se seca, añadimos un poco de agua.

Al final de la cocción podemos añadir un poco de perejil picado y listo para degustar.


Como estamos hablando de cocina de aprovechamiento e usado uno de los botes de legumbres que tengo siempre de reserva en lugar de cocerlas yo misma.


Os aconsejo encarecidamente que tengáis un par de botes de garbanzos, alubias o lentejas cocidas en vuestro fondo de despensa.

Sólo agua y sal y mejor en cristal que en lata.

Además de ser una estupenda fuente de proteína que no puede faltar en la mesa de cualquier vegetariano/vegano, muchas cenas y comidas se improvisan en poco tiempo con una legumbre cocida acompañada de verduras.


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina