Probióticos, prebióticos y simbióticos



A raíz de oir una conversación en la cola del supermercado (no es que sea una cotilla, es que las dos muchachas estaban delante de mi y una no es sorda....) en la que dos chicas no se ponían de acuerdo entre qué son probióticos y qué prebióticos me di cuenta de la terrible confusión que hay al respecto, así que pensé en hacer un post para aclarar cualquier tipo de duda.


Antes que nada tengo que decir que en nuestros intestinos se encuentra un mundo microscópico formado por unos cien billones de bacterias amigas que se encargan de funciones tan importantes como la asimilación de la mayor parte de los nutrientes que ingerimos, la síntesis de algunas vitaminas como la K, producen más del 90% de la serotonina.... aquí tengo que hacer un paréntesis para dejar claro que no es una metedura de pata:

La mayor parte de la serotonina, sustancia química que nos produce sensación de bienestar y de felicidad, contrariamente a lo que mucha gente piensa, se produce en los intestinos.

Además se encarga de fortalecer nuestro sistema inmune y lo prepara para luchar contra agentes patógenos.


Este conjunto de bacterias es lo que conocemos como flora o microbiota intestinal y como veis nos interesa cuidarla para estar sanos.


Tomar prebióticos y probióticos de forma regular es muy recomendable para mantener una flora intestinal "en forma" de modo que nuestro sistema inmune esté preparado para cualquier ataque.


Pero veamos que son y donde encontrarlos.

Los probióticos son microorganismos que, al ser ingeridos en cantidades suficientes, ejercen efectos beneficiosos sobre la salud de quien los consume.

Las principales bacterias probióticas son los lactobacilos y las bifidobacterias.


Y donde podemos encontrar estos bichitos?

Pues en alimentos fermentados no pasteurizados (si los pasteurizo me cargo todas las bacterias), yogur, combucha, temphe, kimchi, ajo negro, encurtidos o en suplementos.

Todos estos alimentos se pueden encontrar en tiendas ecológicas, herbolarios incluso en algunos supermercados.

O mejor aún, atrévete a hacerlos tú mismo :-)


Los prebióticos son la parte no digerible de los alimentos que consumimos que fermenta en nuestro intestino y pasa a ser el alimento de los probióticos, es decir, es lo que comen los bacterias amigas de nuestros intestinos para estimular su crecimiento.

Como regla de oro podríamos decir que la fibra es el prebiótico por excelencia. Es decir, que si tomamos fruta, verdura de hoja verde, cereales integrales estamos tomando una buena cantidad de fibra y estamos haciendo a nuestras bacterias amigas muy, muy felices. :-)


Los simbióticos son alimentos que combinan prebióticos y probióticos que actúan de forma sinérgica y tienen de esta forma una influencia muy positiva en la salud intestinal.

El simbiótico por excelencia es la leche materna pero como algunos de nosotros ya no tenemos edad podemos encontrarlos también en el tempeh (de garbanzos preferiblemente), en el kimchi o en el miso.


Resumiendo: Toma fruta y verdura fresca, legumbres y cereales integrales y alimentos fermentados, aleja los productos industriales y azucarados de tu dieta y tendrás una salud de hierro.


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina