Buscar

"El alimento que comes, puede ser la mejor medicina o la forma más lenta de veneno"


Ann Wigmore, pionera en el mundo de la alimentación cruda, el uso de hierba de trigo y germinados así como creadora de la sopa energética y del Rejuvelac acertó de lleno al lanzar esta afirmación.


Este maravilloso brebaje es una bebida enzimática fermentada hecha a base de cereales germinados repleta de probióticos.


Pero vamos a ir por partes.


Para poder hacer Rejuvelac en primer lugar tienes que escoger un cereal, dejarlo a remojo una noche, al día siguiente enjuagarlo bien y ponerlo a germinar durante dos días.


El Rejuvelac tradicional es de trigo, pero puedes hacerlo de cualquier otro cereal.


Una vez estén tus brotes listos, añádelos a una jarra o un bote de cristal limpio y llénalo de agua. Tapa el recipiente con una gasa o una bolsa de algodón para que traspire pero no se contamine y déjalo en un lugar en el que no le de la luz directa durante 48 horas para que fermente.


Pasado este tiempo verás como el agua se ha puesto algo turbia.


Los germinados ya no se puede usar para otra cosa porque han dejado todas sus propiedades y enzimas en el agua. A lo sumo podrías usarlos para hacer otra tanda de Rejuvelac pero esta vez deberías dejarlo fermentando 24 horas en lugar de 48.


Después de colar puedes desechar los germinados.


Ya tienes tu bebida enzimática!

Cierra tu recipiente y consérvalo en la nevera durante una semana aproximadamente.


El Rejuvelac es rico en probióticos, aminoácidos, micronutrientes y enzimas, altamente digestivo y por supuesto fortalece el sisteman inmune.


Al estar fermentado y contener probióticos, concretamente Lactobacillus puedes usarlo como iniciador a la hora de preparar yogures o quesos veganos.


Vitaminas del grupo B así como vitaminas C y E están presentes en esta bebida al igual que otros nutrientes dependiendo del germinado que hayamos utilizado.


Usar algún tipo de té en lugar de agua es también una buena idea. Esto no sólo hará que tenga otro sabor sino que también aproveches los beneficios del té que hayas escogido.


Tengo que decir que esta bebida así tal cual no está rica, así que lo mejor es combinarlo con un poco de zumo de limón para mitigar un poco el sabor.


Personalmente yo lo tomo todas las mañanas con el zumo de medio limón, un chorrito de zumo de granada y una cucharadita de hierba de trigo.




Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina



14 vistas