Tarta crudivegana de fresas

Actualizado: sep 15

Esta rica tarta ideal para el verano fue la que preparé para el séptimo cumpleaños de mi hijo pequeño.


Sin horno, sin harinas, sin lácteos, sin azúcar y ESPECTACULAR.


¿Tu te acuerdas de esos helados cremositos con forma de pie que tanto nos gustaban cuando éramos pequeños?


Pues esto es lo mismo pero en versión tarta.



Para hacer esta delicia neceistas:


- 2 Tazas de frutos secos crudos sin sal. Yo he usado una taza y media de anacardos y el resto nueces y avellanas.

- 1 Taza de dátiles sin hueso e hidratados

- 1,5 Tazas de fresas congeladas o frutos rojos

- 1 Taza de fresas liofilizadas

- 800 grs. de tofu sedoso

- Pizca de sal

- 1 c.p. de vainilla

- 4 ó 5 C.S. ágave


Forra un molde redondo de unos 24 cms. de diámetro.

Tritura los frustos secos con los dátiles hasta obtener una pasta pegajosa y extiéndela sobre el molde forrado.

Congela una hora.


A continuación tritura todos los demás ingredientes hasta obtener una consistencia cremosa.


Las fresas liofilizadas son fresas cortadas, congeladas y deshidratadas con un sabor muy intenso. Este proceso hace que se conserven mejor y más tiempo pero puedes usar fresas o frutos rojos congelados únicamente.


Yo he puesto 4 cucharadas sopera de sirope crudo de ágave pero tu puedes usar más si, después de batir, ves que no es suficientemente dulce para tu gusto.


Una vez batido dispón sobre la base de frutos secos y a la nevera.


Sírvela fresquita con unas frambuesas, unas hojas de menta y a disfrutar!



Si tienes prisa lo puedes congelar una media hora y luego pasarla a la nevera pero cuidado porque si te pasas y la congelas demasiado se formarán cristales de hielo y en lugar de una tarta suave y cremosa tendrás un trozo de hielo color rosa pálido.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina




6 vistas