Buscar

Tortitas de arroz. Por qué deberías dejar de comerlas.



Parece que estos pequeños discos insulsos son el comodín perfecto para aplacar el hambre, matar el gusanillo, se ofrecen a los niños y creemos que estamos haciendo algo correcto. Pero cuidado!!


Hace ya algunos años la agencia nacional alimentaria de Suecia desaconsejó su consumo para niños menores de 6 años por su alto contenido en arsénico.


Yo, directamente dejaría de consumirlas.


El arsénico es un semi metal que se encuentra de forma natural en la tierra.


La contaminación del arroz por arsénico se debe al agua de riego, que es la portadora del arsénico.

Como los arrozales tienen que estar inundados, la planta absorbe aproximadamente 10 veces más arsénico que otros cultivos de cereales.


Naturalmente está en manos de cada país, el llevar a cabo más o menos análisis y controles de los niveles de arsénico de sus suelos.

Independientemente de esto te quiero explicar que puedes hacer tú para reducir al máximo sus niveles.


1- Consume arroz semi integral. El arsénico se deposita en el salvado, en la parte de fuera del grano. Aunque siempre digo que integral es mejor que procesado, en este caso no sirve la regla.

Mejor semi integral o incluso blanco para deshacernos del depósito de arsénico.


2- Reduce su consumo. Con una o dos veces a la semana tienes suficiente, y si eres muy arrocera intenta sustituirlo por otro cereal como el mijo o la quinoa.


3- Déjalo a remojo con abundante agua la noche anterior a que lo consumas.

Esto en realidad aconsejo hacerlo con cualquier grano. Da igual que vayas a hacerte una boloñesa de trigo sarraceno, un puchero de mijo, o lo que sea.

Los cereales hay que tenerlos en remojo una noche y a la mañana siguiente se tira el agua y se enjuagan bien. Esto hace que en el agua se queden parte de sus antinutrientes, que se cocinen más rápido y sean más digestivos.


4- Cuécelo con cinco partes de agua por una de arroz. Es decir, si vas a cocer una taza de arroz, hazlo con 5 tazas de agua.


5- Deja de comer tortitas de arroz y por supuesto no se las ofrezcas a tus hijos. Hay otros snacks o meriendas que puedes comer u ofrecer a los niños mucho más saludables:

Sandwich con hummus de remolacha, barritas energéticas, fruta de temporada, crudités....


6- La leche de arroz también lleva arsénico. Si consumes bebidas vegetales, prueba avena o almendra.


Espero haberte inspirado.

Con amor

Cristina

4 vistas0 comentarios