Buscar

Pan de jengibre


Un clásico que no puede faltar en Navidad es el pan de jengibre.

En esta ocasión he decidido servirlo con mermelada de naranja.


La naranja y el jengibre, no sólo encajan fenomenal en cuanto a sabor se refiere sino que además, la confitura le aporta mucha jugosidad.


Como endulzante he usado azúcar de dátiles que no es otra cosa que dátiles secos pulverizados. De esta manera no sólo obtenermos el toque dulce sino también la fibra y los nutrientes de los dátiles.


Si no tienes azúcar de dátiles puedes usar azúcar de coco, sirope de agave o panela, pero ojo con las cantidades porque no todos tienen el mismo poder endulzante y te puedes pasar! Mejor ir poco a poco y si es necesario añadir más. :)


Para un pan de jengibre necesitas:


Ingredientes secos

- 500 grs. de harina de tripo integral o harina de espelta

- 180 grs. de azúcar de dátiles

- 1 Sobre de levadura seca

- 1 Cucharadita de bicarbonato

- 2 Cucharadas soperas de jengibre molido

- 1 Cucharada sopera de canela

- 1 Cucharadita de nuez moscada

- Pizca de sal


Ingredientes húmedos

- 1 Huevo ecológico

- 250 ml. de bebida vegetal.

- 250 ml. de compota de manzana

- 180 ml. de yogur ecológico


Para la mermelada cruda de naranja

- 2 naranjas peladas

- 60 grs. de dátiles deshuesados

- Pizca de canela


Precalienta el horno a 170°.

Mezcla todos los ingredientes secos en un cuenco.

En otro recipiente mezcla bien los ingredientes húmedos.

Añade los ingredientes húmedos a los secos y vuelve a mezclar bien hasta obtener una masa pegajosa.

Toma un molde para hacer pan y engrásalo con un poco de aceite de oliva. Vierte la masa repartiéndola de modo uniforme.

Hornea unos 50 minutos o hasta que la punta del cuchillo salga limpia.


Mientras tanto prepara tu mermelada de naranja de la siguiente forma.

Pela bien las naranjas quitando toda la parte blanca para que no amargue.

En un procesador de alimentos vierte las naranjas troceadas, los dátiles y la canela y tritura.


Los ingredientes para la mermelada de naranja son orientativos ya que las naranjas pueden estar muy dulces o muy ácidas y necesitar más o menos dátiles. Prueba la mezcla una vez triturada y rectifica a tu gusto.


Servir el pan cortado en rebanadas con la mermelada por encima acompañado de un delicioso te.


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina





8 vistas