Caldo reconstituyente.....e imprescindible

Actualizado: 15 de ene de 2019





Tu vida nunca será igual después de tomar una taza de este caldo delicioso y reconfortante.

Estoy segura de ello.

Como he dicho en el título de este post, se volverá un indispensable en esos días desapacibles de frío, en los que al llegar a casa apetece algo calentito.


Lo puedes beber tal cual o usarlo como base para una sopa de fideos, una sopa de miso, un consomé... en fin, como más te apetezca.


Necesitas:

- 1 Endivia

- 3 Cebollas

- 2 Ajos enteros

- 1/2 Col blanca o col china

- 1/2 Raiz de apio

- 2 Chirivías

- 1/2 Calabaza con piel (si es ecológica)

- 4 ó 5 Zanahorias

- 1 Nabo blanco

- Hojas de zanahoria, rabanitos, coliflor... (opcional)

- 1 Manzana grande o dos pequeñas.

- 3 ó 4 Ciruelas secas

- Un trozo de jengibre

- 2 Hojas de laurel

- 2 ó 3 Ramas de tomillo

- Una cucharadita de menta seca

- Romero, perejil y estragón secos

- 2 Cucharadas de miel de tomillo o de romero.


Este tipo de caldo es una buena oportunidad para usar las hojas verdes de las zanahorias, rabanitos, puerro, coliflor, etc, que normalmente terminan en la basura.

Si no tienes no pasa nada, pero toma nota la próxima vez antes de deshechar tanta hoja verde porque puedes usarlas para hacer sopa.

El caldo lo puedes congelar en porciones dependiendo de las personas que seáis en casa y de este modo siempre lo tendrás a punto.


Tras esta aclaración ya podemos empezar :-)


En un olla grande pon a sudar las cebollas con un chorrito de aceite de oliva.

A continuación añade las verduras y hortalizas que habrás troceado de forma más o menos uniforme.

Añade un poco de sal.

Incorpora agua hasta que cubra las verduras.

A continuación añadimos la manzana en trozos, las ciruelas, el jengibre, las hierbas aromáticas y el laurel y la miel.

Remueve bien y pon la tapa.

Cuando empiece a hervir baja el fuego y deja que se cueza lentamente unas dos horas.

Pasado este tiempo, dejar enfriar, colar y disfrutar.


Las verduras y hortalizas que has usado para la sopa las puedes reutilizar por ejemplo con una masa de hojaldre para hacer un pastel de verduras. Otra opción es añadir avena, pimienta, un poco de curry y cúrcuma y triturarlo todo para obtener la masa de unas sabrosas hamburguesas vegetales.


Si tienes alguna otra idea tomo nota! ;-)


Espero haberte inspirado

Con amor

Cristina




27 vistas1 comentario