Pucherito de lentejas y tofu ahumado

Los platos de cuchara, calentitos y reconfortantes apetecen mucho en esta época del año y si además incluyes legumbres y hoja verde como col o acelgas, obtendrás un plato rico en proteínas, minerales y vitaminas que te entonará el cuerpo durante los fríos días de invierno.



Te voy a dar cantidades para que puedas comer varios días de manera que, ya que preparas algo tan rico, puedas disfrutarlo varios días.


Necesitas:


- 250 grs. de lentejas. Menos las rojas puedes usar cualquier tipo.

- 400 grs. de tofú ahumado.

- 2 Cebollas

- 500 grs. de patatas

- 2 Zanahorias

- 2 C.S. de concentrado de tomate

- 1 C.S. de harina

- 1/2 Col rizada picada

- 2 L. de caldo de verduras

- 2 C.S. de salsa de soja

- Sal y pimienta

- Aceite de oliva (preferiblemente de primera presión en frío)


Deja las lentejas a remojo con el triple de agua.

Lo ideal es dejarlas la noche anterior.

Si pones poca agua, al día siguiente tendrás una parte de las lentejas hidratada y la otra no con lo cual no habrás eliminado los antinutrientes y van a necesitar más tiempo para la cocción.


Enjuaga las lentejas abundantemente y ponlas a cocer con el doble de agua. Sigue las instrucciones del paquete y resta a ese tiempo de cocción unos 5 minutos.

Deben de estar casi al dente ya que después van a seguir cocinándose junto con el resto de los ingredientes.

Cuélalas y déjalas aparte.


Corta el tofu en daditos, pica la cebolla, pela y corta en trozos las zanahorias y las patatas.


Como orientación para que se cocinen las verduras y hortalizas de forma uniforme los dados deberían ser de 1 cm. y los trozos de patata que se puedan meter en la boca con facilidad.


Poner en una olla un poco de aceite y añadir el tofú. Dejar que se dore unos dos minutos a fuego medio.

Agrega la cebolla y cocina otros dos minutos.

A continuación el concentrado de tomate y removiendo deja que se cocine un par de minutos hasta que el color del concentrado de tomate cambie a un tono más marron.

Incorpora la harina y mezcla bien.

En caso de que la masa esté demasiado seca puedes añadir un poco de aceite.


Añade las patatas, las zanahorias, la col rizada y el caldo de verduras.

Remueve todo con una cuchara de madera. sobre todo si se ha quedado algo pegado en el suelo de la cazela ráscalo para que se mezcla bien.


Rectifica de sal e incorpora una cucharadita de postre de sirope de arce o de agave.

Tapa y deja cocer a fuego medio-bajo unos 20 minutos o hasta que la verduras estén casi listas.


Vierte las lentejas que ya tenías cocidas al dente y la salsa de soja, remueve bien, tapa la olla y deja que se termine de cocer el puchero unos 5 minutos más.


Rectifica de sal si fuera necesario.


Servir calentito con unas semillas de sésamo por encima y unas rodajitas de limón.


Espero haberte inspirado.


Con amor

Cristina





0 vistas